Blog

La Llamada

Lo más poderoso que vas a hacer en la Vida va a ser parir.
Si consigues mirarte a los ojos en tu propio reflejo para después cerrarlos y comenzar a bailar con tu Sombra, rebuscar en tu historia y resistir firme, vas a parirte a tí misma.
Un día, vas a parirte a tí misma.
De repente algo te atravesará hasta estremecerte y erizará tu piel hasta que duela, y a partir de entonces, ya no podrás mirar hacia otro lado.
Demasiado tiempo dormida, demasiado tiempo perdida, demasiado tiempo sola.
Un día vas a ponerte de parto y un parto Mujer, es imparable. Un parto es como estar en medio de una poderosa tormenta eléctrica, majestuosa, amenazante, oscura… y a la vez llena de luz cegadora, de energía concentrada en un sólo momento y en un sólo lugar.
Vas a notar que tus sentidos se agudizan y una maldita necesidad de sacudirte. No vas a poder dejar de moverte, de mover tus caderas, estirar tu columna, sacudirte y retorcerte, llorar y reír a la vez, gritar, cantar… En un parto todo vale, todo lo que tú necesites vale: ¡que no te acallen, que no te detengan!
Somos manada y en el viaje encontrarás a más, algunas perdidas, otras de parto a las que tal vez en ese momento no comprendas, y algunas recién paridas, con esa luz, con ese poder…
Somos manada y aprenderemos a cuidarnos, alimentarnos y darnos calor las unas a las otras.
En algún momento de la Vida deberás elegir entre la amargura y el amor hacia tí misma y justo ahí empezarás a gestarte. Buscarás y buscarás , probarás cosas que jamás te atreviste a probar, cada célula de tí se transformará mientras tejas consciente la vivencia de tu propia gestación. Olfatearás, agudizarás tu instinto, sentirás más intensamente y tu sentido del gusto cambiará por completo.
Posarás las manos en tu Útero, olvidado, pervertido con desprecio de siglos y que empezará a latir al compás de la nueva Vida que estarás creando y tu parto será húmedo y cálido, sin más desgarros ni cicatrices porque éste parto es la cura para amarte criatura.
Dadora de Vida es tu Naturaleza, te lo debes por todo lo que sufriste y sufrieron antes de tí, escucha La Llamada, prepárate, acepta el desafío y Date a Luz. Luego explícalo, compártelo, cuéntalo, escríbelo, cántalo, báilalo, que nos llegue a todas y que todas nos nutramos de tí.
Un día Mujer, vas a parirte a tí misma.

photo-1435158789261-bea356cda03d

Foto: Stefan Steinbauer

Anuncios